06 marzo 2006

La Niña de los Mil Besos - Idea de Relato corto

Estoy escribiendo una bonita historia de amor basada en hechos reales, sobre un amor tan inesperado como intenso y apasionado, pero sobre todas las cosas: verdadero.

Una historia que habla de las contadas oportunidades verdaderas que la vida tiene reservados a todos y de como hay que aprovecharlas sin dudarlo, por mucho miedo o pánico que nos pueda dar en un principio.

Da tu amor y tu cariño y como si de una "inversión" se tratara, te serán devueltos con creces...

No hay que hacerlo por "el interés", sin embargo todos hacemos las cosas que realmente nos interesan y salvo contadas excepciones, tenemos la última palabra y el poder de cambiar nuestro destino, nuestra estrella sino no somos felices o no sentimos desgraciados.

Como dice la canción: "El Amor está en el aire..." pero debemos ser rápidos como el rayo y delicados como la nube, el amor hay que tratarlo como lo que es, un éter, un algo que anhelamos constantemente cuando no lo tenemos y que se nos escapa entre los dedos (normalmente), cuando está con nosotros.

Esta historia trata de enseñarnos algo que, en realidad, no se puede enseñar: que el Amor es tan volátil y tan incontrolable que debemos "programarnos" para vivirlo de una forma absolutamente abierta, sincera e intensa dándolo todo menos “un palmo” (ese es el palmo que nos protege en última instancia de morir de amor o de sufrir una tortura sentimental cuando el amor viaje a otro lugar).

Ya que todo tiene un lugar y un momento y no sabemos ni cuanto ni hasta donde, mi filosofía después una buenas dosis de desengaño, depresión, ira, rabia, odio y... es que sencillamente hay aprovechar el momento, el famoso "Carpe Diem" y apurar cada centímetro de ese amor qué nos ha tocado, cada segundo al lado de la persona amada, cada sensación que nos burbujea, cada emoción que nos produce pues en realidad, lo importante no es si dura un día, una semana, un año o 25 años...

¡NO!, lo importante es vivirlo al máximo y atrapar su esencia como queramos o podamos (una carta, un poema, un relato, una foto, un cuadro, un libro, una canción...), haciéndolo inmortal hasta el fin de la vida en el Universo. Debemos sentirnos dichosos por haber estado allí el tiempo suficiente para ser conscientes de ello y que ahora, en ese momento, forme parte de tu ser o de mi ser.

Pronto La Niña de los Mil Besos verá la luz y ya nadie me podrá arrebatar dicho amor, ni siquiera yo, ni siquiera ella, ni un huracán ni un tifón, ni el mar ni el sol, ni el bien ni el mal podrán borrar cada uno de los mil besos que me dio con tanta dulzura y con tanto cariño que sólo de sentir el viento en mi nuca me vuelvo en su búsqueda.

Allá donde estés il mio amore: ¡Gracias por un Amor tan sincero, algo tan perfecto dentro de la imperfección de mi vida y sobre todo de mi maldito ser!

PD.: [Nota del 16 de marzo de 2006]

Aunque una amiga me ha dicho que me disperso un poco, sobre todo en éste post o artículo del Blog (que bien podría llamarse "artilog"), hay que resaltar que en verdad, éste no es el relato en si mismo ni mucho menos sino la idea del mismo mezclado con fuertes emociones y vibraciones que tuve en ese preciso momento... aunque lo que publico pasa por una revisión más o menos intensa en función de varios parámetros o limitaciones como prefiero llamarlos (tiempo, inspiración, stress, visión, obligaciones, clientes, energía, azúcar (si necesito mucha azúcar al día, que le voy a hacer...), etc., etc.), mi idea primordial para éste espacio (el primero literario o pseudos literario, si uno es clásico o estricto), es la de volcar ideas, fragmentos, trozos de historias, proyectos o locuras que, sin tener por que tener sentido para nadie o llegar a algo más que simples destellos de mi imaginación y mis deseos, procuro que sean un reflejo de lo que en realidad se me ocurre cada día a casi todas horas y en absolutamente, en cualquier circunstancia...

Son la prueba y el recuerdo para un futuro lejano del nacimiento real de un escritor (que siempre tuvo mil ideas y proyectos en su cabeza pero nunca averiguó por que estaban allí, porque no se marchaban a otro sitio y porque tenía siempre la sensibilidad a flor de piel…).

En concreto, es el nacimiento de: El Escritor Novel.

--

Waldo Art

5 comentarios:

Sobreviviré dijo...

Lo sabía!!! lo sabía!!! sabía que me sorprenderías...te intuía! Mil gracias por tu precioso comentario en mi blog (te he contestado of course) y mil gracias también por hacerme recordar que hay que devorarse al amor... en la medida que aperezca. Un beso de canela desde el sur de España!!!!

Titi dijo...

Hermoso tu post! Creo que es la primera vez que entro. Es muy lindo el blog! Besotes!

Bernardo Bersabé dijo...

Pues tan sólo un modesto consejo al respecto, amigo Waldo..."Si queréis gustar a las mujeres, decidles lo que no os gustaría que dijesen a la vuestra". JULES RINARD Un abrazo.

natalia (cenicienta) dijo...

sin duda tienes toda la razón.. espero con ansias esa historia.. besos grandes

Sobreviviré dijo...

jajaja....mira que casualidad oye...la primera en inagurar tu contador de lectores...la primera en escribirte, la primera en quedar registrada!!!!! Un beso de canela